Logo-Proyecto Mangle-01.jpg
4f10fdcbae974962d9c3ad7e5f222891.png


Los mangles en la desembocadura, el interior de la península norte y el extremo occidental de la Bahía Bioluminiscente Puerto Mosquito recibieron el mayor impacto de la marejada ciclónica durante el huracán María. Este impacto ocasionó una mortandad casi total de los mangles en estas áreas, que le dan a la desembocadura de la bahía su característica forma serpenteante, lo que a su vez, evita que la población de Pyrodinium bahamense sean empujados por la corriente hacia el mar.
 

Los doctores Elvira Cuevas y Ernesto Medina, los científicos que realizaron la evaluación del bosque de mangle en Puerto Mosquito posterior a la tormenta y su potencial de recuperación, recomendaron que la reforestación comience lo antes posible en las áreas de total mortandad, ya que podría tomar entre 15 - 30 años para que las áreas se recuperen naturalmente. Esta necesidad dio origen a este proyecto: un vivero especializado para la propagación de mangles que se ubicará en la  Escuela Barbosa y la reforestación del bosque de Puerto Mosquito con plantas cultivadas en esta instalación. Se cultivarán cuatro especies de mangles, Rhizophora mangle (mangle rojo), Avicennia germinans (mangle negro), Laguncularia racemosa (mangle blanco) y Conocarpus erectus (mangle botón). Los Rhizophora se cultivarán utilizando un protocolo innovador diseñado por el biólogo viequense Erick Bermúdez, del FCHV: en condiciones de inundación, salinidad y nutrientes que simularán las condiciones existenes en la Bahía Bioluminiscente Puerto Mosquito. El vivero utilizará energía fotovoltaica y servirá como demostración, para capacitación y como recurso educativo para otros programas del FCHV como MANTA y Los Magos de la Naturaleza. Este proyecto se desarrolla con financiamiento de ConPRmetidos, Hispanic Federation, 11th Hour Racing, The Ocean Foundation, el New York Community Trust y nuestros miembros y amigos, en particular Lulu Atkin. El proyecto cuenta con la asistencia técnica de Manuel Merello. El Gerente de la Reserva Natural Bahía Bioluminiscente de Vieques del DRNA, el biólogo Edgardo Belardo; el gerente del Refugio de Vida Silvestre de Vieques del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, el biólogo Mike Barandiaran; la Agente Agrícola en Vieques del Servicio de Extensión Agrícola de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, la Agrónoma Hilda Bonilla; los científicos Elvira Cuevas PhD y Ernesto Medina PhD del Centro de Piedras Tropicales Aplicadas (CATEC) de la Universidad de Puerto Rico han aportado sus valiosos conocimientos y apoyo.
 

El trabajo de campo lo llevan a cabo Mike Martin Bras, el biólogo Erick Bermúdez Carambot y los jóvenes Neisha Ramos Benjamín y Michael Urayoan Connellly Reyes. La gerencia del proyecto está a cargo de Lirio Márquez D’Acunti.

CATEC logo (1).jpg
Well Beings.jpg
Logo 2.jpg
Para La Naturaleza.jpg
11th hour logo.JPG
Hispanic_Fedration_logo-1.jpg
NYCT.jpg

¡Gracias!

Romantic Title